Blog

¿Qué le ocurre a nuestra mente cuando sentimos emociones fuertes?

Publicado el 9 septiembre 2022 - #Conocimientos

no hagas caso de tu mente

¿Sabías que cuando sentimos una emoción intensa nuestra cabeza genera pensamientos acordes a esa emoción de forma automática?

Por ejemplo, cuando sentimos tristeza nuestra mente nos dice que no hay esperanza, que por qué no te quedas en la cama en vez de salir con tus amigas, que no hagas nada porque no hay salida o solución.

Cuando sentimos una fuerte ansiedad lo más seguro es que la mente nos diga que salgamos de ahí corriendo, que huyamos, que no podemos enfrentarnos a la situación.

Nuestra cabeza hace conexiones que nosotros no controlamos. Es su naturaleza. Su trabajo es generar discurso de forma constante e imparable.

Su único objetivo es lanzarnos cosas que escucharnos, tiene que hablar todo el tiempo, decirnos cosas sobre lo que está pasando y lo que estamos sintiendo.

Y ahí, la mente se vuelve muy activa. Es tremendamente susceptible a nuestros estados emocionales.

A este fenómeno se le denomina infusión emocional.

¿Qué es la infusión emocional?

La infusión emocional implica que cuando estamos experimentando una emoción intensa, todo lo que la mente puede generar en ese momento va a estar influenciada por esa emoción.

Por eso, cuando estoy triste pienso cosas tristes y cuando estoy enfadada pienso cosas que me enfadan.

Así, muchas veces nos cuesta gestionarnos porque todo lo que nos dices nuestra cabeza lo tomamos como válido. Entendemos que eso que escuchamos en nuestra cabeza son las realidades y las verdades de la situación que estamos viviendo.

Cuando preguntamos en consulta ¿Qué te dice tu emoción? La gente contesta cosas del tipo: “pues que no tiene solución” o “que no puedo enfrentarme a esto yo sol@”. En ese momento solemos contestar: “no, eso son cosas que piensas cuando te sientes así”.

Porque lo que nos escuchamos cuando nos sentimos de una determinada manera es lo que nuestra mente nos dice, nuestras emociones nos hablan de otra manera, a través de sensaciones y estados y sus mensajes son de carácter adaptativo y biológico.

En próximos posts hablaremos de las emociones y sus mensajes.

Pero de momento, recuerda que cuando experimentes una emoción fuerte no debes tomarte muy en serio las cosas que te dice tu mente, espera a que baje un poco la intensidad de la emoción sin tomar en serio los pensamientos que te aparecen en la cabeza. Y por supuesto intentar no tomar ninguna decisión en “caliente”.

Aún así, si tienes dificultades recuerda que la terapia es el mejor espacio para aprender a hacer frente a estas situaciones.

La ilustración es de la artista Laura Calvo