Blog

¿Soy una persona celosa?

Publicado el 15 octubre 2020 - #Conocimientos

soy una persona celosa

La respuesta a esta pregunta siempre será no. Las personas no son celosas, sienten celos.

Generalmente, en televisión, en series, en películas, en consulta, vemos como muchas personas definen su personalidad con emociones: soy una persona alegre, celosa, ansiosa etc.. Es muy común establecer nuestra identidad a través de las emociones que sentimos con más frecuencia que consideramos que hacemos sentir a los demás.

Podríamos centrarnos en cualquier emoción. Sin embargo, para este blog queríamos centrarnos en los celos.

Los celos son una emoción, no una característica de la personalidad.

ian-schneider-PAykYb-8Er8-unsplash-1-1024x684

Esta manera de definirnos a nosotros mismos, a través de las emociones que sentimos, es tremendamente limitante porque nos impide sentir otras muchísimas emociones. Si soy las emociones que siento, voy a intentar sentir solamente aquellas que me hacen sentir yo. De este modo, en el momento en el que no sienta esas emociones que se supone que son yo, dejo de reconocerme.

Por ello, es muy habitual escuchar frases del tipo cuando estoy contigo me siento yo. Me siento yo porque son las emociones que tengo identificadas que soy.

photo-1574243666543-446dc296b1dc

Esta argumentación tiene trampa, porque es un círculo sin principio ni fin: soy yo porque siento emociones que son yo y siento las emociones que son yo porque soy yo. En este trabalenguas no hay nada sobre nosotros, es una trampa lingüística.

Así, podríamos cambiar soy celoso por estoy sintiendo celos. Los celos, como toda emoción, se sienten. No son una entidad externa que exista fuera de la psicología humana.

Os dejamos aquí algunas falsas creencias sobre los celos:

Soy una persona celosa

Como he sentido celos sé que está teniendo algo con otra persona

Es normal que haya mirado el móvil, es que es muy celoso

Me gustan las chicas celosas

Solo siente celos la gente con baja autoestima

Yo nunca he sentido celos porque soy una persona muy segura

He trabajado mucho para no volver a sentir celos nunca más

¿Cómo los gestionamos?

El primer paso de la gestión emocional es siempre estar abiertos a sentir la emoción. Puede parecer contradictorio, pero si negamos nuestras propias emociones, éstas se harán cada vez más grandes, intensas y difíciles de gestionar.

Después pasamos a identificar y aceptar que sí, que aunque sea un poco desagradable, estamos sintiendo celos. Que por cierto, es una emoción que hemos sentido todos los seres humanos. En este momento es importante sentir sin juzgarnos. No pasa nada por sentir celos, no eres peor persona por sentirlos.

Aceptar que estamos sintiendo celos ayuda a gestionarlos.

Una vez hemos identificado y aceptado nuestros celos es hora de analizar la propia emoción.

Para analizar la emoción es necesario:

  • Identificar el origen de los celos: ¿qué ha desencadenado que sienta celos?
  • Identificar el mensaje de la emoción: como hemos contado en otros post, cada emoción tiene un mensaje que debemos de analizar.
  • Plantearnos si el mensaje es correcto o erróneo.

El mensaje de los celos es: mira a ver porque quizás exista una amenaza que pueda implicar la pérdida de un vínculo.

Dada la situación que ha desencadenado los celos, cabe preguntarse si mi relación está en peligro por otra persona. La respuesta puede ser sí o no.

Vamos a poner un ejemplo. Pongamos que una pareja va caminando por la calle y uno de ellos mira a otra persona que es muy atractiva. El otro miembro de la pareja se percata y siente celos. En esta situación, ¿es factible considerar que la relación de esta pareja está en peligro? La respuesta, en ese momento, es no.

Es importante entender que SENTIR CELOS ESTÁ BIEN. La cuestión es QUÉ HACEMOS CON ELLOS.

En ningún caso, sentir celos justifica un comportamiento agresivo o que vulnere los derechos o intimidad del otro. Ninguna emoción justifica que podamos hacer daño a otro. Ninguna emoción es una provocación explícita del otro, o establece una obligación para la otra persona.

La gestión de los celos depende de uno mismo.

Queremos hacer hincapié en que sentir celos en la relación no implica que ésta esté obligatoriamente en peligro. A veces los celos pueden ser una falsa alarma.

No obstante, aunque sean una falsa alarma es importante atenderlos, aceptarlos y en ningún caso definirnos a través de ellos.

Los celos son una emoción que no nos han enseñado a gestionar. Nos han dicho desde pequeños que sentir celos es igual a tener una baja autoestima o que sentir celos es una prueba de amor. Por ello, es totalmente normal que cueste gestionarlos.

Si sientes que te cuesta mucho gestionar esta emoción y que está afectando a la relación que tienes contigo o con tu pareja llámanos.

La ilustración, como siempre, es de la ilustradora Laura Calvo.

La ansiedad que sentimos cuando sentimos ansiedad

Leer más