Blog

Comunicación emocional

Publicado el 5 noviembre 2021 - #Conocimientos

comunicación emocional

Cuando hablamos de comunicación emocional parece que estamos haciendo referencia a un tipo específico de comunicación. Sin embargo, cuando comunicamos imprimimos un tono, una intención y una cierta cadencia a nuestras palabras. Estas características de la comunicación pueden dejar a la interpretación de la otra persona nuestro estado emocional a la hora de comunicar.

Nuestras emociones siempre se están sucediendo de forma ininterrumpida dándonos información sobre nuestro estado, el estado del mundo y nuestra interacción con él. Así, cuando comunicamos es inevitable que nuestras palabras y nuestra intención comunicativa se tiña de nuestro estado emocional.

A veces, estaremos esperando que la otra persona perciba o se percate de nuestro estado emocional y nos pregunte por ello. Otras, intentaremos ocultar cómo nos sentimos, con más o menos éxito.

Por lo tanto, en realidad toda comunicación tiene un punto de emocional. No obstante, cuando hablamos de comunicación emocional nos referimos a comunicar de forma expresa cómo nos sentimos, con la intención de informar a la otra persona de nuestros estados emocionales.

Este tipo de intención comunicativa suele generar dificultades, puesto que estamos acostumbrados a reaccionar ante las emociones de los demás de formas muy concretas.

Hemos recibido el aprendizaje, en muchas ocasiones erróneo, de que cuando una persona nos comunica cómo se siente es con la intención de que hagamos algo para cambiar la emoción que esa persona expresa. Si alguien nos comunica que está triste por algo es probable que nuestro primer impulso sea intentar consolar, alegrar o modificar en algún grado la experiencia emocional que esa persona está compartiendo con nosotros.

En otras ocasiones, podemos experimentar que la persona está comunicando cómo se siente con el fin de influir o manipular nuestra conducta. En este tipo de situaciones es importante reconocer la importancia de la responsabilidad afectiva como forma de relacionarnos con los demás cuando nos informan de cómo se sienten.

¿Cómo establecer una adecuada comunicación emocional?

Comunicar cómo nos sentimos no siempre es fácil:

  • Primero, necesitamos unos momentos para identificar qué estamos sintiendo y qué mensaje puede estar acompañando a esa emoción.
  • Luego, es importante contextualizar la emoción. Expresar en qué momento, bajo qué condiciones y qué sucede cuando la sentimos puede facilitarnos expresar de forma más descriptiva lo que nos está sucediendo.
  • Después, es mucho más sencillo expresar de forma concreta si necesitamos o no hacer una petición expresa de cambio a la otra persona.

Y además, podemos hacer esto mismo con nosotr@s mism@s. Si recordamos como somos interlocutores y escuchas de una conversación interminable con nosotr@s mism@s podemos usar esta fórmula para comunicarnos nuestros propios estados de formas más afectivamente eficaces.

La ilustración, como es habitual, es de nuestra directora de arte Laura Calvo.