Blog

Autocompasión no es autoindulgencia

Publicado el 29 septiembre 2022 - #Conocimientos

AUTOCOMPASION

Hace una semana hablamos en otro post sobre la aceptación. Hoy queríamos hablar de otra experiencia que también suele generar dudas en consulta: la autocompasión.

Cuando hablamos de compasión o autocompasión en consulta la gente suele interpretar que hablamos de autoindulgencia o lástima por uno mismo. No porque sean sinónimos si no porque la palabra compasión, cuando se aplica a un@ mism@ acarrea connotaciones negativas en el mundo actual.

Vivimos una época de grandes exigencias. Todo debemos hacerlo a la primera, debemos sentirnos siempre en un estado excelente, expresarnos adecuadamente y estar siempre comportándonos de forma acorde con cada situación.

Sin embargo, a la vez nos dicen que podemos expresar cómo nos sentimos, que es importante aliviar nuestras emociones y que debemos darles espacio.

Pero, en muchas ocasiones, cuando expresamos que nos sentimos mal, que algo nos entristece, nos asusta, nos duele o nos enfada podemos recibir respuestas negativas por parte de nuestro entorno.

Así, cuando nos expresamos internamente emociones desagradables o pensamos algo negativo es probable que nos juzguemos a nosotr@s mism@s con la misma dureza con la que sentimos que los demás nos juzgan.

Así, parece que existe una realidad inmutable en relación con un baremo natural sobre cómo se deben juzgar nuestras experiencias.

No obstante, este baremo es cultural y social y lo adquirimos desde que comenzamos a desarrollarnos en sociedad y adquirimos lenguaje. Así, empezamos a hablarnos a nosotr@s mismos de la misma forma en la que vemos que se hablan los demás.

Entonces ¿Qué es la autocompasión?

La autocompasión no es una forma de debilidad, no es autoindulgencia o lástima por uno mismo. Es una forma de interpretar lo que me digo desde la amabilidad y el no juicio.

Me permite ser más global, observarme con mayor distancia y sabiduría. Así, la compasión es un diálogo interno que permite el desarrollo de la comprensión, aceptación y el perdón. Tiene los mismos efectos que el ser cuidado y estimula el sistema de calmarse, ayudando a las personas a sentirse seguros y en calma.

La autocompasión implica ser amable con uno mismo. La excesiva autocrítica no es buena para avanzar ni tomar decisiones.

Como habrás leído, la autocompasión permite la aceptación. Ya comentamos en el anterior post que la aceptación es un proceso, y la autocompasión es una actitud que favorece ese proceso.

Permítete hablarte desde ese lugar compasivo. Escucha tus pensamientos desde ese espacio, sin juzgarte duramente. Ábrete a dialogar con esas cosas que te escuchas y contig@ mism@ de esta manera.

Si experimentas muchas dificultades o sientes que te hablas o tratas mal, la terapia puede ayudarte a alcanzar un diálogo más sano.

La ilustración es de Laura Calvo

CICLO DE VIOLENCIA O POR QUÉ LAS MUJERES SIGUEN CON SU MALTRATADOR

Leer más