Blog

Todo a la vez en todas partes explicada

Publicado el 5 septiembre 2022 - ¡Alerta Spoiler!

todo a la vez en todas partes explicada

Todo a la vez en todas partes ha podido pasarte desapercibida. Pero, cuanta más gente la ve, más se recomienda.

En España ahora mismo se puede ver en MovistarTV, así que si no la has visto corre a verla y luego pásate por este blog si te has quedado con dudas.

Quizá, lo más interesante de Todo a la vez en todas partes sean los comportamientos tan distintos y aparentemente coherentes de los tres miembros principales de la familia Wang.

Por un lado, Waymond es un idealista optimista, que puede parecer que peca de conformista. Evelyn es la madre trabajadora, frustrada y sobrepasada por las tareas y la responsabilidad. Y Joy es la hija emancipada que sufre por la falta de comprensión y aceptación por parte de su madre.

Son personajes que pueden parecer prototípico o estereotipados. Sin embargo, lo interesante es cómo a lo largo de la película podemos entender que en esa apariencia estereotipada se dan contradicciones y aspiraciones propias de cualquier persona.

Por ejemplo, el intento de Waymond de llamar la atención de Evelyn proponiéndole un divorcio que en realidad es falso sólo para llamar su atención. O la preocupación de Evelyn por contentar a su padre ocultándole que su nieta es lesbiana. O la pena profunda de Joy por ver que su madre la acepta pero solo en la ocultación.

Al final, Todo a la vez en todas partes nos plantea un relato de cambio. Y la premisa principal es que cambiar es contradictorio, ambiguo, inesperado e incluso raro.

La idea de que para conectar con alteregos de otras dimensiones hay que hacer algo totalmente inesperado y extraño refuerza la idea de que cambiar, aprender, transformarse, es una capacidad extraña, contradictoria, inesperada. Es precisamente esta noción la que le permite a Evelyn reconciliarse consigo misma y con su familia: abrazando la idea de que cambiar es algo inesperado, a veces hasta ilógico.

La Psicología no deja de ser la ciencia que estudia cómo podemos cambiar las personas. Y en Todo a la vez en todas partes se plantean varias ideas interesantes en ese aspecto.

Conforme Evelyn va adquiriendo habilidades de versiones distintas a la suya y va experimentando versiones alternativas de sí misma, va reconciliándose con la idea de que puede responder y comportarse como a ella le parezca mejor. Se va deshaciendo de la noción de coherencia individual que muchas veces, en vez de ayudarnos a ser nosotr@s mism@s, nos aleja de quiénes somos.

Cuantas más versiones de sí misma conoce, más se va abriendo a ser más cosas y más fácil se le va haciendo reconocer que su marido plantea una visión de las cosas que no es ingenua, si no profundamente humana.

Así, Evelyn redescubre que la aceptación impulsa el cambio desde el no conflicto. En la vastedad de un multiverso nada es importante, pero en cada uno de los momentos específicos, es cantidad de posibilidades hace que cada momento cuente.

La implicación de que cualquier cosa es posible es que lo que acaba siendo cuenta, porque depende en gran medida de nuestra capacidad para cambiar.

La ilustración de este blog la ha realizado nuestra directora artística Laura Calvo.